LATAM: El rol de las empresas en el cuidado del agua

El 22 de marzo es el día establecido desde 1993 por las Naciones Unidas para destacar la importancia del agua dulce. Así, se rinde homenaje y se concientiza sobre los millones de personas que carecen de acceso. En ese sentido, ¿cuál es el rol de las empresas en el cuidado de este recurso natural?
Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

La ONU busca propiciar la adopción de medidas para afrontar la crisis mundial del agua. El lema elegido para este año por Naciones Unidas ha sido el de ‘No dejar a nadie atrás’, una adaptación de la promesa central de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible que, a través del Objetivo de Desarrollo 6 (ODS 6), debe garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

La preservación de los recursos hídricos hoy en día no solo una prioridad para los gobiernos, sino también para las empresas privadas. Según la Unesco, si no se cambian los patrones de consumo, el planeta tendrá un déficit de agua del 40% para el año 2030.

En ese sentido, las empresas deben asumir con responsabilidad el cuidado del agua y generar acciones o iniciativas que tengan un impacto positivo en el medio ambiente.

Empresas que se suman al cambio

En Colombia, son varias las compañías que han incorporado una gestión efectiva de sus recursos hídricos, EPM, por ejemplo, contribuyó con la protección de 21.282 hectáreas en las cuencas abastecedoras de los sistemas y embalses del Grupo en 2018, mientras que Ecopetrol reutilizó 59% del agua total requerida para operar, es decir, 85 millones de metros cúbicos de agua.

Otra de ellas es Celsia, en 2018 la compañía invirtió solamente en acciones relacionadas con el uso eficiente del agua $7.221 millones, así mismo, la compañía destinó $5.114 millones a su programa de conservación de cuencas hidrográficas, ReverdeC, y a una alianza investigativa con Icesi.

Alimentos Polar, por otro lado, ha invertido más de $1.000 millones en los últimos cinco años en reducción de los indicadores de consumo de agua potable en sus procesos de producción. Gracias a la reutilización de aguas, la compañía ha logrado un ahorro promedio anual de 3.600 metros cúbicos de agua.

Minesa es otro ejemplo. La compañía minera de Santander ha destinado 70 hectáreas en los predios El Alto, La Higuera y cerca de siete nacimientos hídricos para la siembra de más de 86.000 árboles entre 2016 y 2017 y recuperó 4,3 kilómetros de la quebrada La Baja, con limpieza de residuos sólidos, construcción de gaviones y regevetalización.

En su programa de recuperación ambiental se ha realizado una inversión de cerca de $3.600 millones, se mejoraron cinco acueductos rurales y se garantiza que el agua usada en el proyecto sea devuelta en condiciones óptimas al ambiente.

Coca-Cola FEMSA, de México, a través de su Fundación FEMSA, trabaja desde 2012 por la conservación del agua en México, específicamente en la región de Chiapas. Las cuencas del Alto Grijalva, Sierra Madre y Costa de Chiapas resguardan una rica biodiversidad representada por hábitats y especies únicos y cuyos ecosistemas mantienen el flujo de agua. En esta región se encuentran cuatro importantes presas que producen más del 40% de la energía hidroeléctrica del país. De allí la importancia en proteger esta área, que constantemente se ve amenazada por del cambio climático, la deforestación, la urbanización y las actividades económicas no sostenibles.

Para lograr esto, la compañía creó, en conjunto con la ONG The Nature Conservancy, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM-GEF), el Fondo de Conservación El Triunfo (FONCET) y el Gobierno del Estado de Chiapas, el Fondo Semilla de Agua. Ha sido un esfuerzo conjunto de los sectores público y privado, así como de las Organizaciones de la Sociedad Civil para contribuir con su experiencia en conservación y prácticas sostenibles.

Por su parte, ARCA Continental, también embotelladora de Coca-Cola, cuenta con proyectos de ahorro y reposición de agua. Como parte de su visión a 2020, la empresa creó un compromiso de devolver en un 100% el agua que utiliza para sus procesos productivos, por medio de reducción, reciclaje y reposición de este recurso.

No solo cuenta con iniciativas dentro de sus plantas, sino que también hace parte del proyecto Protección de Vulnerabilidad de la Fuente de Agua, en conjunto con Coca-Cola de México y World Wildlife Fund (WWF), cuyo fin es disminuir los impactos que se puedan generan en los suministros de agua y así prevenir su contaminación y agotamiento. También hace parte del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua, el cual pretende recuperar 15 mil hectáreas de bosques en México, que conduzcan a la conservación de las fuentes hídricas.

Otra de las empresas que trabaja fuertemente en la conservación del agua es el Grupo Danone México, el cual desde su creación en 1973 realiza acciones en pro de este recurso natural. En principio, ubica sus pozos de extracción a gran profundidad y hace uso correcto de los aprovechamientos con el fin de proteger e impactar positivamente las fuentes de agua. Por otro lado, trabaja de la mano de las comunidades aledañas a sus operaciones con el fin de mitigar las afectaciones que puedan surgir y les provee sistemas o contenedores de tratamiento de agua que son administrados por ellas por medio del involucramiento que Grupo Danone tiene con ellas.

En el año 2012, el Grupo Nestlé México compartió sus compromisos encaminados a la preservación del agua. Como meta a este año, se comprometió a reducir en un 23% el uso del agua. A nivel mundial, la compañía fijó cinco objetivos en esta materia que buscan reducir la cantidad de agua en sus operaciones, generar políticas publicas eficaces, tratar eficientemente el agua utilizada en sus operaciones, promover la conservación del agua entre agricultores e involucrar a sus grupos de interés para aumentar la consciencia sobre el agua y su adecuado uso.

Como parte de sus logros en materia de conservación del agua, en México, la empresa logró, a 2015, reducir el consumo de agua por tonelada producida en más de un 59% y en Chiapas de Corzo, localidad en la que se encuentra una de sus fábricas, cuenta con una llave externa que está a disposición de la comunidad como una fuente de agua potable, en las cuales 40 familias se ven beneficiadas.

Un gigante como Grupo Arcor, por ejemplo, impulsa desde 2010 diversas iniciativas enmarcadas en su política de Sustentabilidad, como el cuidado del agua y el uso racional de los materiales de empaque, entre muchas otras. Y el año pasado sumaron nuevos desafíos.

Otra de las empresas que trabaja para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible es Pan American Energy (PAE). «En el marco de nuestra estrategia de sustentabilidad, contribuimos con los ODS y adoptamos los principios universales del Pacto Global de las Naciones Unidas sobre prevención, concientización de la responsabilidad ambiental y promoción del desarrollo de tecnología respetuosa con los ecosistemas. En las áreas donde operamos, aplicamos planes de reducción de consumo de agua, tratamiento de residuos y efectuamos estudios de biodiversidad», comenta Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de la compañía.

 

El agua no se va a acabar, pero igual hay que cuidarla

 

Consejos para ahorrar agua en empresas

  1. Correcto desecho de residuos

Si bien la contaminación del agua es generada por diversos factores, los residuos industriales representan una parte nada despreciable del problema. Tan sólo este dato lo ilustra: una gota de aceite o de residuos de hidrocarburos es capaz de contaminar 1000 litros de agua (Aquae Fundación, s.f.) ¡Y esto es nefasto para el planeta!

Por tanto, para el cuidado del agua en las empresas, y en consonancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 “Agua limpia y Saneamiento”, es de suma importancia llevar a cabo un adecuado proceso de desecho de residuos. ¿Cuál es la mejor manera? Pues colocando basureros ecológicos especiales para cada tipo de desecho. De esta forma, es mucho más sencillo recolectarlos para llevarlos a centros de acopio y reciclaje.

  1. Concientización del personal

Un paso primordial es asumir el compromiso como empresa socialmente responsable y buscar las mejores alternativas para reducir el despilfarro de agua. Y eso incluye a todos los trabajadores. Precisamente, esto forma parte también del Objetivo de Desarrollo Sostenible 13, referido a la “Acción por el Clima”.

Será indispensable involucrar a todos hacia un camino cada vez más ecológico. Habrá que hacerlos partícipes de las iniciativas dirigidas al cuidado del agua. Igualmente, motivarlos a que ahorren este recurso vital y hagan todo lo posible para que quienes los rodean lo apliquen también.

  1. Conocimiento del impacto

En el cuidado del agua en una empresa resulta fundamental el análisis de la huella hídrica de la compañía. ¿Qué significa esto? Pues que cada entidad debe tener un conocimiento del impacto de sus acciones en el uso que da al agua. Y en consecuencia actuar, teniendo en cuenta siempre el ahorro de este recurso.

  1. Desde dentro de la empresa

En cuanto a lo interno de la empresa, hay muchos pasos desde el punto de vista de la infraestructura que se pueden seguir. Estos son sólo algunos (Alto Nivel, 2010):

Reemplazar muebles sanitarios y válvulas de alto consumo de agua por otros más ahorradores

Instalar sistemas que juntan el agua lluvia para luego utilizarla, por ejemplo, en el riego de áreas verdes.

Vigilar el estado de los flotadores, válvulas de admisión y sellado, herrajes, etc., para impedir cualquier fuga de agua.

Colocar medidores de consumo de agua y monitorearlos.

  1. Implementar un Sistema de Calidad Medioambiental

Existen distintas maneras de impulsar las acciones para el cuidado del agua de una forma más efectiva, oficial y certificada. Una de ellas es la implementación de la norma ISO 14001 de calidad medioambiental.

Cualquier empresa puede acceder a su certificación, y se trata de la aprobación de un Sistema de Gestión Ambiental a través de la aplicación de los requisitos que recoge dicha norma reguladora. Esta certificación es también conocida como “el sello verde”.

Twitter
LinkedIn
Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

Notas relacionadas